Dicen que presidente no quiso prometer sexo ni trago a la Selección Nacional

Vamos por la gloria.
Vamos por la gloria.

En una reunión especial que el presidente Evo Morales tuvo con los miembros de la Selección Nacional de Fútbol y cuerpo técnico, les prometió premiar con todo aquello que pidan si logran clasificar al Mundial de Rusia 2018. Tal promesa despertó tanta algarabía en los jugadores presentes, acostumbrados muchos de ellos, a disipados (por no decir demasiados alegres) estilos de vida que tuvo que corregir de inmediato y decir “todo menos pagarles la cuenta en lenocinios y bebidas alcohólicas”, a lo que la concurrencia contestó con largo, prolongado y decepcionante “Ohhhhhh” aplacado por un “Shustaaaa” de los Guarulas que cuidaban el comedor de The Plurinational Palace.

“A nombre del pueblo, desearles mucho éxito, si clasificamos será un orgullo, estamos acá para acompañarlos. Nuestro gran deseo es que nuestra Selección haga historia. Si clasifican lo que ustedes pidan, hay premio”, mencionó el presidente Morales minutos antes de que los jugadores comenzaran a hacer sus listas de deseos con la misma alegría que una Bartolina escogería un proyecto falso en el Fondo Indígena.

Luego de las palabras del presidente se pudo apreciar a muchos jugadores dándole inmediatamente sus cartitas de deseos al Viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, quien prometió guardarlas en un lugar reservado al lado de la urna sagrada que contiene las cenizas personales y las de su hábito de fumar del protomártir Eduardo Abaroa a quién el DT de la Verde, Julio César Baldivieso siempre admiró desde que era el mejor alumno de Sociales de su Colegio en su natal Cliza.

El Buitter.com pudo tener acceso a muchas de esas cartas y constató que habían varias similitudes en las listas de deseos de los jugadores de la Selección Nacional como:

  1. Juego FIFA 2016 original (No flasheado en la Uyustus).
  2. Salir con la Mayte Flores, vedette cruceña que mostró las lolas a diestra y siniestra en la Copa América de Chile.
  3. Video completo de la paliza que le dio ese tal Kenny de calle 7 al “patadelana” que le robó a la novia.
  4. Tickets de validación indefinida del Pumakatari y Teleférico y para los jugadores cruceños entradas de cortesía al Cesar’s Palace (petición denegada por la máxima autoridad).
  5. Cupones de compra válidos para meterle unos charquekanes en el Mercado Central de Oruro
  6. Renta de retiro deportivo denominada “Renta Messi” para que las autoridades le den importancia, dado que si ponían el nombre de un ex jugador nacional, nadie les daría bola. Esta renta tendría el mismo monto mensual que los ex presidentes ganan actualmente.
7. Colección de Discos de Amanda Miguel y Guissela Santa Cruz para las chupas after game.

El presidente Morales también les recordó que los jugadores debían estar preparados para responder a cualquier pregunta referida al tema marítimo y procedió sin mucho éxito a tomar examen sorpresa de conocimiento de historia de la Guerra del Pacífico.  Los jugadores se aplazaron en su mayoría al no poder explicar que el Bono Juancito Pinto debía el nombre a un niño héroe boliviano y que tradicional grito revolucionario “Que se rinda su abuela Carajo” es nada menos que una frase histórica y no un improperio que la mujer del utilero acostumbraba a decirle a su inquilino chileno cada vez que éste llenaba sus baldes de agua en la pila comunal.

El capitán de la Selección, el arquero Daniel Vaca, habló a nombre de todos los jugadores y agradeció al presidente por su apoyo y promesas y solicitó, aunque sin mucho éxito, si podría adelantar ya nomás parte de las solicitudes debido a que la probabilidad de llegar a Rusia es más difícil que encontrar a alguna empresa que se haga cargo del Mutún o que Karachipampa funque alguna vez.

Posteriormente se le entregó una camiseta firmada con el número 10, pero inmediatamente Baldivieso se la quitó por celos ya que él siempre quiso tener ese número en la Verde, pero en su época la posición tenía su dueño absoluto y era el Diablo Etcheverry quien actualmente no patea ni a una gallina amarrada.

Trascendió casi al final de la reunión que uno de los jugadores pidió sólo conocer “aunque sea por única vez, por unos minutitos y en presencia del marido” a la bella presentadora de televisión Claudia Fernández, pero se desechó inmediatamente esta solicitud ya que García Linera es más celoso que De La Quintana cuidando sus camiones, explicaron los “securitis” de Palacio.

Finalmente Evo Morales se tomó fotografías con los jugadores y suspendió abruptamente el desayuno al comprobar que la mayoría de los presentes ya había dado fin con las marraquetas, la mermelada y la leche condensada, favorita de su eminencia, motivo por el cual fueron desalojados por Movimientos Sociales afines al MAS.

(El Buitter.com)

Evo en ágape dijo ¡Lo que quieran! Una promesa difícil de cumplir.
Evo en ágape dijo ¡Lo que quieran! Una promesa difícil de cumplir.

Share Button