Científico francés encontró la forma de mandar al bombo a Uruguay, propone asfixia.

Según artista visual digital, éste es el efecto que se espera con la des – oxigenación.
Según artista visual digital, éste es el efecto que se espera con la des – oxigenación.

(Buitter.com) “Juro que vamos a ganar”, prometió al DT de Bolivia, Julio César Baldivieso, el científico francés experto en males de altura Pierre Jenesepáis, al enterarse del poco tiempo que la Absoluta tuvo para poder prepararse para jugar contra Uruguay. “Podemos lograr que en el estadio Hernando Siles no haya nada de aire (de oxígeno), mucho menos de lo que ya hay actualmente en la zona de Miraflores; de esta manera conseguir que los rivales uruguayos sientan los rigores de la falta de aire y literalmente, se asfixien lentamente”, sentenció el experto.

“Es como tener a 1.000 Cogoteros juntos en la cancha”, recalcó el experto “Si todos aspiramos a la cuenta de tres lograremos que el flujo de oxígeno sea mucho menor en el gramado y, si exhalamos con dirección a los charrúas se podrá sobrecargar de Anhídrido Carbónico a cada jugador y lograr un efecto embrutecedor en su desempeño deportivo”.

“Para lograr profundizar aún más el efecto de sobrecarga del ambiente enrarecido, sería bueno que los hinchas vayan tirándose pedos de derecha a izquierda, comenzando por la curva sur finalizando en la General, esto lograría un efecto de remolino descendente que generaría una devastación pulmonar respiratoria tipo Guerra Mundial Zombie en los uruguayos”, manifestó Jenesepáis al Buitter.com.

Esta nueva hipótesis se asemeja a las famosas teorías “del Efecto Mariposa” o  “Saltito Chino”, que menciona que si todos los chinos saltan al mismo tiempo mandan fuera de la órbita al planeta y se genera los temidos tsunamis sobre las costas de Nueva York y San Francisco en los Estados Unidos, con la posible desaparición de la torre de Donald Trump y su peluquero.

El Buitter.com le consultó también al experto y creador de la teoría de la Desoxigenación Gravitoria Deportiva, si esta acción no afectaría también a los jugadores bolivianos, a lo cual respondió que NO, que según los antecedentes deportivo-históricos que Jenesepáis poseía de la FBF los jugadores estaban clasificados bajo el parámetro de muertos, medios muertos y zombies, producto del pobre desempeño futbolístico que vienen acompañando a las selecciones nacionales de fútbol, equipos de la liga profesional cuando representan al país en campeonatos internacionales.

Viva Bolivia Merde!!! concluyó efusivo el especialista, mientras se iba corriendo al Estadio a ver a la Verde.

Hernández, de la selección charrúa, pidiendo oxigeno en el gramado.
Hernández, de la selección charrúa, pidiendo oxigeno en el gramado.

Share Button