Por qué Betty puede y mi mujer no. Maridos movilizados por transformación de la actriz.

(Buitter.com) Al grito de “¿Qué queremos?”, “Maridos de pie, nunca de rodillas”, “A la salida, a la salida” y otras frases menos impactantes, pero bastante amenazadoras, una multitud enardecida de maridos visiblemente consternados se agolpaban en las puertas de salones de belleza y centros de cirugía estética del país para pedir explicaciones del por qué Betty la Fea pudo y sus mujeres no, en directa alusión a la reciente publicación de la revista SoHo Colombia donde se ve a la actriz de la novela colombiana Betty la Fea, posando desnuda y mostrando su espectacular cuerpo tal y como Dios la trajo a este mundo.

Ana María Orozco, quien protagonizó la exitosa novela colombiana Yo soy Betty, la Fea, se desnudó en una sesión fotográfica para la edición de octubre de la revista SoHo Colombia y causó un revuelo internacional al comprobarse que la actriz y modelo en cuestión había estado más buena que un sandwich con mermelada y mantequilla y no como todo el mundo suponía que era, un bodrio.

Esta noticia destapó una histeria colectiva en la comunidad de maridos, esposos, amantes, novios, amiguis, papichulos, amigos con derechos y  BFF’s, quienes comenzaron a mirar con un cierto aire de desesperanza a su vecina del lado y hacer comparaciones odiosas, por lo cual muchos de estos varones rompieron sus chanchitos para pedir hora en Agencias de Modelaje, Salones de Belleza, Esteticistas, Cirujanos Plásticos y masajistas de esquina a fin de pedir explicaciones del por qué Betty ha podido y la “gordis” no.

La Directora del salón internacional “Promociones Gordia”, Tatiana Linchas, informó muy a la rápida (a la carrera diríamos) a El Buitter.com que los reclamos de los maridos e interesados pasaban por saber cuál era la causa del por qué Betty, siendo fea pudo terminar siendo tan buena y sus mujeres siendo tan feas, aún siguen siendo feas a pesar de todo lo que han hecho por cambiar el estado.

Muchos cirujanos plásticos, dueñas y dueños de Salones de Belleza y esteticistas se han declarado en la clandestinidad al no poder dar explicaciones a los desconsolados maridos sobre las causas que esta situación decidieron dejar toda la responsabilidad a diseñadores gráficos que, armados de valor, comenzaron a hacer profundos cambios en las afectadas para ver si de alguna manera, a través del Photoshop se podía hacer algo.

No se descarta que la Asociación de Maridos, Amantes y Concubinas de Bolivia, interponga un recurso de  veracidad de la publicación pues no pueden creer que la ñoja esa sea tan buena.

Pare de Sufrir... ahora todas tienen esperanzas.
Pare de Sufrir… ahora todas tienen esperanzas.

Share Button