La Re Re Re factura de la Re Re Re elección.

Cuentos cortitos como patada de chancho (Cualquier semejanza con personas o situaciones de la vida real es pura coincidencia)

Por: TraiElTé Buitter (ujier de Palacio, escritor de papel higiénico y experto atador de cacho)

Luego de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) hubo finalizado satisfactoriamente su proceso de cambiar (una y otra vez a antojo) la redacción de la famosa pregunta de la “ReReRe”; dicen que personeros del órgano electoral se pusieron en campaña para enviar al Gabinete Presidencial en pleno la enorme factura por servicios prestados de lo que costará el referéndum del “ReReRe Capricho”.

Como suele suceder en la mayoría de estos casos de recepción de facturas por servicios prestados, el encargado de llevar la bandejita con la cuenta le entregó la nota al ministro del área más adecuado para esto avatares y se la dio al archiconocido Arde Codocora que rápidamente desplazó la dolorosa al centro de la mesa al grito de: “Compañeros y compañeras, quién divide la cuenta para que hagamos Vaquita”, pero como sonaba muy camba, decidió cambiar y decir hagamos “llamita”, pero nadie le entendió.

En ese instante los ministros y ministras menos acomodados (menos favorecidos diríamos) miraron velozmente a los pasantes de turno, o mejor dicho, “siempre de turno”, Don Jervo y Don Garcila Riñera, como diciendo muy disimuladamente: “Padrinos, que este sea su cariño” “Diosito los va bendecir” “Hoy, día de San Jervo y Garcila Riñera va ser” “Al final, su fiesta es, acaso todos vamos a ser ReReRe elegidos”. Así que padrinos (pensaron en sus adentros) vendan nomás sus supuestos aviones, empresas automotrices, canales de TV, radios, ferrocarriles y aerolíneas y saquen la “bille” (haciendo referencia a la gorda billetera que mata galán que el Presi quiere mostrar a las Quinceañeras cuando se jubile).

En eso el Vice Garcila Riñera hace dos quiebres por la “izquierda” (raro comportamiento en él, pues últimamente terminó prefiriendo más la derecha) y se hace “Feizz” “Pepa” “Bola” diciendo “voy al baño un cachito, arreglen nomás entre ustedes y me avisan”. Entonces Don Jervo, mientras uno de sus edecanes favoritos (estudiado en la Escuela de Las Américas) le ataba los zapatos con doble nudo mariposa, solicitó muy cortésmente que fueran (rápido carajo!) a la caja ReReRe Fuerte y que le traigan un atado envuelto en poncho rojo enviado desde sus propios catos de Coca en el Chapare.

Una vez llegado el atado a la mesa, el Presi abre el mismo con tono de desconcierto comenta: “¡Ahhh, Cara! compañeros, compañeras, me he olvidado que la anterior semana he tenido que pagar las pensiones alimenticias de todos mis hijos, así que estoy yesca”, quién me cubre este mes? En eso todas las miradas fueron al otro pudiente del equipo (Pudiente porque “pudo” pasar como treinta camiones de contrabando sin que nadie de la Aduana se diera cuenta, bueno se dio cuenta pero se hizo a la de la vista gorda) y nada che! También se hizo el gilastro y cual si fuese un partido de poner dijo alegremente “paso”.

De ahí las miradas buscaron a los encargados y barzolinas del Fundo Indígena, que son como cien pero no había nadie, pues también habían salido de la sala tras el Vice. Hemos salido para ayudarle, han dicho. ¿Ayudarle a quién? Todos se preguntan.

De pronto se escuchó una voz que nadie supo reconocer, pero por la forma en la que retumbaban las paredes indicaba que provenían de los ajayus del Palacio, que decían: “Qué huevada che, estos son unos perejiles. ¿Cómo se van a farriar sin “guita”?.

En eso, el chango que llevó la factura murmuró bien a sus adentros: “Futa ché, gustitos que hay pagar, Faisán (Es como pollo Copacabana pero más caro), Caviar (es como el Ispi, pero sólo su huevo) y champagne (es como el Singapur pero con vino y espumilla) luego de un PM (Picante Mixto) del Ilabayeño bien caro había sido”. El pobre chango se hacia oca, esperando con 2 carretillas para llevar la enorme cantidad de billetes, porque la cuenta es ReReRe salada y sobrepasa los 100 millones.

Al final de todo, el perla que ha inventado el doble aguinaldo que pagan otros, el ministro Arde Codocora, se le ocurrió la mejor salida, llamo al pobre infeliz y le dijo: “Che papi, traete lápiz y papel, vamos a calcular la cuentita y la vamos a dividir entre más de 10 millones de cojudos”. La ReReRe puta madre que lo parió, que caro nos está saliendo la fiestita de la ReReRe Elección.

Nadie quiere pagar, autoridades y pasantes se hacen los locos.
Nadie quiere pagar, autoridades y pasantes se hacen los locos.

Share Button