Lo que faltaba. Huelga de padres porque sus hijos se aplazaron. Exigen que se les de oportunidad a los flojos.

Lo que faltaba. Huelga de padres porque sus hijos se aplazaron. Exigen que se les de oportunidad a los flojos.

URGENTE (Buitter.com, desde la Regencia del Hugo Dávila). Padres y madres de una manga bastante importante de vagos y flojas armaron piquetes de huelga en las puertas del Colegio Hugo Dávila de la ciudad de La Paz, reclamando que se disculpe a sus angelitos por haber reprobado sus materias y por ello haber perdido el año escolar pues según ellos podrían huir de la casa o inclusive suicidarse.

Por lo menos 60 padres, todos desfigurados de odio y rabia contra el Sistema Educativo y la Ley 070 (Avelino Siñani – Elizardo Pérez), iniciaron en las últimas horas sendos piquetes de huelga e instauraron carpas en las puertas del tradicional colegio Hugo Dávila al recién enterarse que sus retoños, sus bebés, sus esperanzas, sus descendientes, etc. se habían tirado de año escolar y deberían repetir el nivel el próximo año.

Padre de un angelito que se aplazó en Ciencias pide que no se lo castigue por una sola tiradita. Una nomás es dice.
Padre de un angelito que se aplazó en Ciencias pide que no se lo castigue por una sola tiradita. Una nomás es dice.

Los padres de estos angelitos, que en muchos de los casos habrían reprobado la materia de Ciencias, indicaban iracundos que no era posible que sólo por una “tiradita” hayan perdido el año escolar, razón por la cual harán vigilia y presionarán a los Directores del mencionado Colegio para que se les de una nueva oportunidad de que los flojos vástagos no pierdan el año y sigan caminando muy campantes por los patios de esa importante unidad educativa como si nada hubiera pasado.

Ante esta singular protesta, el Buitter.com consultó a la maestra Doña Abigal Fuenterroca, profesora emérita de la materia de Ciencias Sociales del Colegio Nacional Ballivián, con más de 60 años del ejercicio de la noble profesión de educadora, quien indicaba muy compungida que en sus épocas este tipo de situaciones se solucionaba con sendas palizas a los flojos que habían reprobado.

Los papás flagelaban a chicotazos a aquellos flojos que se tiraban de año, contaba la maestra, pero ahora, se les premia con cosas tales como el bono Juancito Pinto (una nueva forma de “incentivo” estatal que obliga a los estudiantes a ir al Colegio a cambio de dinero, cuando antes era una obligación y un placer el ser formado en las aulas), o esos incentivos a los bachilleres o “regalarle” (comprar conciencia) 1.000 $us a las promociones o la bendita Ley 070 que evita que los vagonetas y las flojas de básico se tiren de año, formando así generaciones de niños y niñas acostumbrados a ser alcahueteados por sus padres y también por el Sistema Educativo, lo que ahora está desencadenando en jóvenes acostumbrados a que sus problemas sean solucionados por terceros y por lo cual no manifiesten ningún esfuerzo por salir triunfantes y lo peor de todo es tener padres que vayan a abogar por esos vagos.

Piquetes de Huelga en las puertas del Colegio Hugo Dávila, reclamando que los vagos pasen por decreto, como pasa en otros lados.
Piquetes de Huelga en las puertas del Colegio Hugo Dávila, reclamando que los vagos pasen por decreto, como pasa en otros lados.
La abnegada madre indica que el Colegio no debe aplazar a sus retoños porque éstos podrían escapar de la casa o hasta suicidarse.
La abnegada madre indica que el Colegio no debe aplazar a sus retoños porque éstos podrían escapar de la casa o hasta suicidarse.

Estos chicos, indica la maestra, no serán gente de bien, se les paga para ir al colegio, se les hace pasar por decreto hasta el 6to de primaria (por lo que no les importa estudiar) y luego cuando están en niveles superiores y se aplazan aparecen sus padres a defenderlos y protegerlos. Estas generaciones de chicos serán los Sambos Zalvitos del mañana, potenciales delincuentes alcahueteados por sus progenitores que llevarán los carretes de hilos recién robados del Sastre y recibirán aplausos por sus actos; jóvenes y posteriores adultos que priorizarán los atajos, el camino fácil, la viveza criolla, la coima y la mentira para conseguir sus objetivos. Adultos inescrupulosos que no temblarán moralmente para conseguir sus fines, sean éstos lícitos o ilícitos.

Ya se vieron muchos ejemplos de miles de alumnos de niveles prefacultativos, que se aplazaron en los exámenes se admisión a Universidades Públicas de La Paz, Sucre, Oruro y Santa Cruz de la Sierra, entre otros y no tuvieron mejor idea que mandar a sus padres para que reclamaran que sus hijos no estaban preparados y que el examen era “bien difícil” porque no sabían las preguntas, no habían estudiado y demás justificaciones obscenas que no hacen más que delimitar el triste panorama educativo del país.

Qué espera Bolivia de estas generaciones? finalizó la maestra Fuenterroca, Bolivia espera lo peor de sus hijos pues escuadrones de futuros maleantes, ladrones, contrabandistas, narcos, corruptos y demás marginados educativos estarán próximamente manejando el país rumbo al abismo moral del que sólo una revolución más grande que la gesta libertaria podrán salvarnos.

Espero que este Colegio no ceda ante las amenazas de los padres, que los changos se tiren de año y vuelvan con una nueva oportunidad de estudiar de nuevo y justificar sus notas con esfuerzo y sudor y no amparados bajo las alas de sus padres. Sería vergonzoso si otra vez se imponga la viveza criolla para seguir avanzando, finalizó la abnegada maestra que se disculpó del único medio que cubre hechos de viveza criolla Buitter.com, pues debía ir a la casa de su hija a tomarle el repaso de Ciencias a su nieto. “Si no me contesta todas las preguntas le jalaré las patillas” finalizó la maestra mientras se subía a un Pumakatari. “La letra entra con sangre” se escuchó gritar a la anciana educadora mientras pagaba con sencillo el pasaje.

NOTA DE LOS ABNEGADOS PADRES RECLAMANDO POR SUS ANGELITOS

(todas las imágenes cortesía de Unitel)

Share Button