Detuvieron a tres supuestos terroristas que preparaban atentado. Ruegan amnistía en estas fiestas

Detuvieron a tres supuestos terroristas que preparaban atentado. Ruegan amnistía en estas fiestas. También fueron detenidos por supuesto contrabando

(Buitter.com desde Chonchocoro). Miembros del Concejo Nacional de Refugiados, CONARE, ha enviado una nota a las más altas cúpulas del Gobierno, para solicitar de manera excepcional que se pueda levantar la detención injusta y el arraigo a tres refugiados políticos que se encuentran detenidos en instalaciones de la Cárcel de Máxima Seguridad de Chonchocoro del departamento de La Paz.

Esta carta de solicitud de amnistía está basada sustentos legales que afirman la imposibilidad de detención de estas tres personas fue realizada de manera ilegal, injustificada y sólo basada en la absurda presunción de que su ingreso al país constituiría, de manera inmediata, en una amenaza para las más altas esferas del oficialismo y por ende, para el Gobierno y el país que dice representar.

El Ministerio de Gobierno explicó que estos tres ciudadanos, cuyas nacionalidades son desconocidas, no portaban pasaporte, visa de ingreso o algún documento que los identifique cuando ingresaron ilegalmente al país por algún lugar no identificado de nuestras fronteras. Los mismos al ser detenidos por casualidad mientras transitaban por la carretera Santa Cruz-Cochabamba cabalgando sobre 3 caballos criollos que se ignora de dónde fueron adquiridos (o posiblemente robados). Al ser interrogados por miembros de la Policía Caminera y el Grupo de Operaciones Conjuntas no quisieron dar ningún tipo de información indicando que su objetivo era clasificado y secreto. Al evidenciar sospecha sobre sus acciones fueron, derivados maniatados y encapuchados, a dependencias de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen FELCC para que sean interrogados sobre su sospechosa misión.

Los tres sospechosos fueron llevados encapuchados a celdas de la FELCC, dos eran trigueños de aspecto árabe y el otro era de tez morena, casi tizino.
Los tres sospechosos fueron llevados encapuchados a celdas de la FELCC, dos eran trigueños de aspecto árabe y el otro era de tez morena, casi tizino.

Una vez arrestados la FELCC encontró entre sus pertenencias objetos y componentes de lo que podrían ser artefactos explosivos, destinados supuestamente, para cometer un magnicidio (muy a la moda de la paranoía estatal), informaron en Palacio.

A su vez, la presidenta de la Aduana Nacional informó que su institución intervino en el caso y evidenció que estas tres personas que llevaban elementos de uso y valor no declarados (3 kilos oro en lingotes avaluados en 185.000 $us), varios kilos de una especie de gomorresina que al quemar despidió un olor muy intenso y 2 litros de una sustancia de color rojo y olor intenso (posiblemente explosivos o algún tipo de precursores utilizados para el narcotráfico).

Una vez en instalaciones de la FELCC, los tres sospechosos sufrieron una serie de interrogatorios, presiones y amenazas de parte del Grupo Delta en busca de algún indicio de su presencia en el país, pero el silencio de los mismos era absoluto. Sólo se le pudo extraer, a fuerza de mucha fuerza, a uno de ellos una escueta confesión que indicaba que los tres venían siguiendo una señal (mirando al cielo), lo cual hizo sospechar que posiblemente se trataba de un intento de magnicidio (Al Iluminado Supremo) o una tentativa de hacer explotar la Estación Terrena del Satélite Ciego Tupac Katari que se encuentra en Amachuma, próxima a la ciudad de El Alto.

Miembros del CONARE y la Oficina Permanente de Derechos Humanos se apersonaron a tratar de verificar la salud e integridad de los tres sospechosos que pidieron tratamiento de asilados para poder evadir ser confinados por delitos graves contra la seguridad del Estado, pero no tuvieron éxito en su cometido ya que supuestamente las evidencias, su absoluto silencio y la falta de cooperación agravaron demasiado las sospechas de su culpabilidad, según indica el fiscal asignado a este caso Dr. Zacarías Plata.

“Hablaremos después de la Navidad”, confesó uno de ellos, de aspecto tizino, con acento posiblemente de origen árabe, “Confesaremos nuestra misión después de las fiestas, pues tenemos la firme intención de terminar aquello que nos han encomendado” finalizó el supuesto magnicida o terrorista.

Según el Ministerio de Gobierno los tres sospechosos son agentes enviados por la ultra derecha imperialista que pretende destabilizar al país con una serie de atentados a perpetrarse posiblemente en la Navidad y Año Nuevo y el hecho de portar oro (de fácil transacción), otros componentes sospechosos y además estar a lomo de caballo indicaba claramente que su intención es adentrarse a las Selvas Amazónicas del país para de ahí iniciar un levantamiento armado para tumbar al gobierno del Supremo Eterno con un movimiento subversivo, lo cual es una agravante a su situación.

Algunos de los lingotes de oro decomisados en el operativo del Grupo Delta contra estos tres sospechosos de origen desconocido.
Algunos de los lingotes de oro decomisados en el operativo del Grupo Delta contra estos tres sospechosos de origen desconocido.

Representantes de la Iglesia Católica, otras iglesias y cultos, conjuntamente con el único reportero del Buitter.com que ve asuntos de paranoía estatal, se apersonaron a Chonchocoro y pudieron establecer que los tres sospechosos eran personas provenientes de Persia, Babilonia y la tercera de alguna parte del Asia, mismos que guiados por una estrella fugaz buscaban al Rey de los Judios, quien nacería el 25 de diciembre en un humilde pesebre con el objetivo de redimir al mundo de sus pecados.

Los tres sospechosos que además eran magos (no como el Byron o el Copperfield), de nombre Melichior, Gathaspa y Bithisarea (conocidos con las chapas Melchor, Gaspar y Baltazar) llegarían a destino pasada la Navidad, en enero, para honrar al recién nacido.

Autoridades del Ministerio de Gobierno se disculparon de la confusión aunque se mantuvieron cautos porque no confían en sus nobles intenciones; el Gringo Gonzales indicó que ellos vieron el dedo y no el cielo, Nemesia dijo no saber nada y que no abriría la boca porque evidenciaría el complot, Alvaro sindicó a los magos de corruptos y hay que castigarlos o crucificarlos, pues supuso que eran de la oposición, Juan Ramón los acusó de ser contrabandistas avezados (su competencia), Arce los acusó de ser desestabilizadores de la moneda nacional, El Supremo los sindicó de agentes del Imperio buscando asesinarlo y todos los demás miembros del Fondo Indígena le echaron el ojo al oro que llevaban para poder repartirlo como acostumbran con la excusa de algún proyecto fantasma.

Miembros de la Iglesia Católica y otros cultos menores lograron conseguir medidas sustitutivas para los tres (eso sí, deben volver a firmar cada 15 días) y se los puso camino a Belén sólo en dos caballos (uno ya había desaparecido en las oficinas de Diprove). El abogado que los representó denunció y reclamó que les devuelvan el Incienso y la Mirra que les habían incautado (los elementos confundidos como explosivos y/o precursores). Lamentablemente nadie sabía nada de los 3 kilos de oro incautados por lo que los tres Reyes Magos no tuvieron más remedio que ir a comprar Oro de Corocoro (pirita) para poder honrar a nuestro redentor en esta Navidad.

Una vez desenma
Una vez desenmascarados los Tres Reyes Magos rogaron que se los dejara continuar su camino rumbo a Nazareth, más propiamente al pueblito de Belén, donde hay campanas de Belén, que los ángeles tocan…

“La buena intención y el amor es lo que vale” dijeron, mientras juraron no volver al país hasta que les devuelvan el Oro y el Caballo desaparecidos y la Aduana les devuelva el dinero que les obligaron a pagar por tasas de internación e importación fraudulenta.

Melchor abrazó al reportero del Buitter.com y les deseó una hermosa Navidad a todos, paranoicos gubernamentales, oficialistas empedernidos, llunkuoficalistas, amarrahuatos, opositores de cepa, opositores de conciencia comprada y mártires librepensantes; luego salieron rajando porque varios agentes del orden los comenzaron a seguir buscando su segundo aguinaldo sacado a base del clásico “Artécolo 30”.

“Vuelvan pronto” pronunció el curita mientras agitaba su pañuelo blanco en señal de paz y amor.

Share Button