Narcos de Bolivia envían un reclamo formal por el alquiler y venta de sus bienes incautados

Buitter (desde Palmasola). No es de extrañar que en este gobierno pase todo y nada; cada día las noticias nos sorprenden con las nuevas y creativas formas que tienen funcionarios del partido de gobierno para hacer uso de su gran experiencia en la Escuela de Garras (uñas, diríamos) o sea apropiarse indebidamente de cosas que no son suyas argumentando que lo hacen por el Proceso de Cambio (no imaginamos de cambio de cuenta bancaria).

Hace unos días el reportero de Buitter.com, Zacarías Plata Jachacollo, designado a cubrir temas de corrupción, pudo evidenciar que se había destapado una inmensa red de corrupción en la Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi), cuyos funcionarios habían tomado la inteligente decisión de alquilar y vender, sin permiso de nadie, bienes incautados al narcotráfico, cuando estos deben estar en calidad de depósito como causa de procesos penales.

Esta decisión discrecional y corrupta, típica de nuestros amigos azules por cierto, llevó a los afectados a tomar medidas extremas para proteger sus ilegales bienes; razón por la cual delegados y representantes del Sindicato Mixto de Productores, Acopiadarores, Exportadores, Mulas, Pisacocas y Cocineros de Sustancias Controladas, se contactaron con nuestras oficinas para manifestar su profunda preocupación por la ilegal enajenación de sus bienes.

Es así, que se citó al reportero del Buitter.com a una reunión secreta en las instalaciones de una conocida cancha de fútbol de Warnes a efectos de hacerle entrega de un documento que manifestaba su molestia y preocupación.

El documento en ciernes refiere a lo siguiente:

Santa Cruz, 3 de mayo de 2017.

Señores:

Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados

(Dircabi)

Ministerio de Gobierno

Presente.-

REF.: ABUSO DE CONFIANZA

Los suscritos, por medio de la presente, deseamos hacer conocer a su autoridad nuestra humilde preocupación por los hechos que se van suscitando en las oficinas de la Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi), misma dependencia del Estado que tiene como principal función el registro y cuidado de nuestros bienes, todos incautados a nuestro humilde y plurinacional negocio, el narcotráfico.

Somos varios afectados, la mayoría trabajadores de la producción de la milenaria y millonaria hojita de coca y derivados como la saludable cocaina, que aumenta el buen humor y da alegría y buenos viajes.

Nos han comentado que nuestros bienes, casas, autos, vagonetas, ranchos, apartamentos, modelos, etc. están siendo vendidos y alquilados sin nuestra autorización para beneficio directo de quienes trabajan en la DIRCABI, razón por la cual, una vez destapado este grave incidente se destituyó a su directora y varios funcionarios.

No pues, qué les pasa. Cómo van a alquilar y vender nuestro producto de fechorías? Está bien que quieran cumplir el dicho de “ladrón que roba a ladrón tiene 100 años de perdón”, pero no pues con nuestras cositas ganadas a plan de sacrificado proceso de producción, de muertes a causa de nuestros humildes sicarios, de extorsiones y demás actividades llamadas ilegales.

No es posible este tipo de actividades de parte de ustedes. Es claro que ya vaciaron las arcas del Fondo Indígena y de varias reparticiones del Estado, pero, ¿Les falta plata? ¿No tienen la suficiente? ¿Para quér van a estar robándonos?

Algún día vamos a salir o aparecer y vamos a reclamar nuestros bienes y nos vamos a encontrar con que ya tienen el nombre de otros dueños y seguramente son gente del gobierno.

¿No nos tienen miedo?

No hay peor mafia que aquella que controla la Justicia y por ello han decidido apropiarse de nuestras cosas. Qué mal.

Bueno, esperemos que devuelvan nomás porque muechos afectados también son miembros de su partido y no es posible que entre compañeros nos estemos robando carajo!

No hay eso de que “una mano lava la otra”. No hay ladrón bueno.

No señores, los ladrones, corruptos, maleantes, asesinos, traficantes y demás pueden estar de cualquier lado del poder y, algún día, estarán del otro lado y ahí veremos como nos justifican.

Esperemos que devuelvan y sean sometidos a la justicia y verán que en la cárcel todos somos iguales y ahí, estén seguros, tenemos todo el poder.

Gloria a Techo de Paja!

Gloria a Roberto Suárez!

Gloria a Luis Arce Gómez!

Gloria a Chichín!

Gloria al papá del Comegato!

Gloria al que sabemos!!!

Con las mayores consideraciones. Atentamente.

Los narcos honestos de este país.

Share Button